John Virapen contra la industria farmacéutica (videos) – Montilla, fascista – Top models y actrices en la playa

John Virapen. No es el primero en enfrentarse a los desmanes de la industria farmacéutica, aunque hay quien dirá que se enfrenta a los médicos y a los psiquiatras (y en parte es verdad).
En realidad, la medicina y sus protagonistas n son malas en sí, lo pésimo es la mercantilización de todo, la avaricia y el cinismo.
Quien debe controlar los desmanes de los grupos químicos y farmacéuticos son los mismos políticos que están sobornados.
Evitando los filtros y los controles, el ciudadano queda indemne frene a la amenaza muy seria de las actividades criminales.
Estros 3 videos son estupendos y más viniendo la crítica desde dentro. Para no estar muy tranquilo. Como siempre, a quien hay que pedir cuentas es a los políticos.

En español.
Video 1
Video 2
Video 3

No son fascistas, son catalanistas, por Cristina Losada

Nuestra izquierda detenta varios monopolios. Uno consiste en expedir el carné de demócrata. Para que jamás a nadie se le ocurra discutir ese privilegio suyo, monopoliza también el reparto de la oprobiosa cédula de fascista. Ese comercio significa que es “fascista el que no bote” al son de la charanga socialista. Cospedal, al tachar de “muy fascista” la conducta de Montilla por su abierto desprecio al Estado de Derecho, ha levantado ampollas en tan sensible epidermis. A nosotros nos van a decir, claman desde Ferraz y la plaza Sant Jaume, quién es fascista y quién no. A falta de otros conocimientos, los socialistas de hogaño llevan bien aprendido ese elemental saber.
La ocasión ha servido para que el PSOE acuse de fascista al Partido Popular con especial mención a Esperanza Aguirre, que es su bestia negra favorita. Pero la acusación siempre está ahí. La gauche española vive del chollo de colgarle la etiqueta de fascista a la derecha, lo que le permite proclamar que sólo hay democracia cuando gobierna ella. La dicotomía fascismo o democracia se fraguó en el agit-prop comunista, cuando convino a los soviéticos la máscara de defensores de la despreciable democracia burguesa. Así se fijaría en el ideario dominante la noción de que el fascismo era el epítome del Mal, hábil maniobra que exoneraba al comunismo.
La derecha, reacia al esfuerzo de contravenir los dogmas de sus adversarios, ha aceptado jugar en su campo ideológico. De ahí que no se le ocurra otro epíteto que el de fascista para calificar la insurrección de Montilla. Pues no, señora Cospedal. Montilla no es fascista, sino catalanista y es por su condición de nacionalista que incurre en comportamientos incompatibles con la democracia liberal. Todos ellos, los del PSC, los republicanos de izquierda, los verdirrojos, los de Convergencia, colocan a su ficticia “nación” por encima de las instituciones, principios y normas del Estado democrático. No son fascistas: son nacionalistas. Devuelvan de una vez su significado a las palabras.

Libertad Digital

Cristina Losada es uno de los autores del blog Heterodoxias.net.

 

Tiempos de playa: Paz Vega, Elsa Pataky, Adriana Lima, Eugenia Silva



Desde abajo hacia arriba: Eugenia Silva, Adriana Lima, Elsa Pataky y Paz Vega.
Pinchar foto para aumentar.

Esta entrada fue publicada en bikini, catalanismo, constitución, delitos, justicia, medicina, playas, políticos, salud, videos y etiquetada , , , , , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

7 respuestas a John Virapen contra la industria farmacéutica (videos) – Montilla, fascista – Top models y actrices en la playa

  1. Anonymous dijo:

    Excelente aportación esta conferencia de Virapen.
    ¡Gracias!

    Me gusta

  2. Anonymous dijo:

    Pedro J. Ramírez, director de El Mundo, el 1 de julio de 2010.

    “Implantar un idioma con los martillazos de las sanciones y la dictadura de la inmersión escolar es una práctica totalitaria, propia de los regímenes fascistas que interfieren en la vida de las personas. Por lo tanto, Cospedal no habría exagerado un ápice al dedicarle ese calificativo a Montilla, en el caso de que el presidente de la Generalitat creyera lo que dice y hace. Pero ha sido demasiado generosa porque, si Montilla fuera un fascista, al menos vulneraría los derechos humanos en nombre de una ideología, por repulsiva que esta sea. Pero la verdad es que solo es un farsante apalancado en el poder y, por eso, evita a sus hijos el sistema educativo que impone a los de los demás. ¿Fascista, Montilla? ¡Qué va! ¡Mucho peor!”

    Me gusta

  3. Anonymous dijo:

    Bien hehca la salvedad, Internet está llena de jovencitos progres que confunden estar e contra de las manipulacioens de la industria y la propia medicina en sí.

    Me gusta

  4. Anonymous dijo:

    ¿Cómo está la ristra de artistas en las playas de Ibiza? Apernas sale nada en la prensa ¿Se han marchado todas a Sicilia?

    Me gusta

  5. Anonymous dijo:

    Virapen parece un personaje honrado.

    Me gusta

  6. Anonymous dijo:

    Y tiene toda la razón del mundo.

    Me gusta

  7. Anonymous dijo:

    MOntilla es un moco, al que mejor le pague.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.