En España solo hay socialdemócratas, por Juan Carlos Girauta

ES una pésima noticia que los contribuyentes españoles vayan a pagar de su bolsillo el 40 por ciento de la reducción del déficit público. Ni tal cosa venía en el programa del PP, ni encaja con ningún postulado mínimamente liberal. Ni va a funcionar. El gran mordisco tendrá efectos deletéreos sobre el consumo y sobre el ahorro, impidiendo además que continúe su marcha virtuosa el extraordinario esfuerzo de desapalancamiento de las familias. Es una medida típicamente socialdemócrata que viene a confirmar la sospecha de que dicha ideología es la única de la política española. Con la diferencia —y ya sé que no es poca— de que los socialdemócratas encubiertos que nos gobiernan desde hace una semana larga son gentes muy preparadas y alérgicas a las ocurrencias políticas, mientras que los socialdemócratas que nos gobernaron hasta 2011 carecían en su mayor parte de formación, capacidad y prudencia; se recreaban fabricando problemas y gustaban de dividir a la sociedad en una estrategia demencial de guerracivilismo virtual y de cambio de los valores relacionados con la vida privada: las cosas del nacer, del gozar y del morir. Es decir, del no nacer, del cómo gozar y del cuándo morir.
La subida del IRPF en un país donde el esfuerzo fiscal ya está muy por encima de la media europea es una ocasión magnífica para que el Congreso de los Diputados obligue a sus miembros a leer Camino de servidumbre, obra que Friedrich Hayeck dedicó a «los socialistas de todos los partidos». Al menos se ilustrarán. A título de ejemplo, y considerando el uso que de los tramos autonómicos del IRPF han hecho los distintos virreyes regionales, los catalanes nos vamos a plantar en el año que empieza en un tipo marginal máximo por encima del 56 por ciento. La figura tiene un nombre: confiscación.
Justo es reconocer la veracidad del principal argumento esgrimido por el Gobierno al justificar los motivos del hachazo: los socialistas dejaron un déficit muy superior al declarado. De acuerdo, pero, tras la experiencia catalana del tripartito, que se fue declarando el 2’4 cuando en realidad era el 4’2, ¿alguien se creía de verdad los números de Salgado? ¿Alguien en el gabinete económico del PP daba por buenas aquellas cuentas cuando Rajoy negó en televisión ante Rubalcaba que fuera a subir los impuestos?
También es cierto que el nuevo plan de recortes del gasto público es de calado, e incluye decisiones que Zapatero, a pesar de saber que tenía entre manos una administración insostenible, no se atrevió a abordar ni en sus sueños más ortodoxos. Nueve mil millones de recorte del gasto exigen arremangarse y ponerse manos a la obra. Bien. Pero las cantidades, aisladas, no nos dicen nada. La reducción exigida del déficit asciende en este momento a quince mil millones; todo ese montante podría —y debería— salir de la poda de las administraciones públicas y de sus organismos y entes colgantes. No es lógico que los asalariados y ahorradores corran ahora con el 40% del estropicio derivado de la locura despilfarradora del sector público, de tantos años de concejales manirrotos y alcaldes pródigos, de consejeros y presidentes autonómicos que creían forjar pequeños imperios, de ministros movidos por la lógica clientelar, de un presidente de gobierno adscrito a un keynesianismo de manual escolar. Cualquiera que gane en España un euro más de 33.000 al año, ya se planta en un tipo de IRPF del 40%. Hemos convertido a Suecia en un paraíso liberal. No le supongo al nuevo gobierno tanta perversión como para haberse guiado en este asunto por el calendario electoral andaluz. ¿Ustedes sí?
Esta entrada fue publicada en corrupción, derroche, hispania, impuestos, partido popular, rajoy y etiquetada , , , , , , . Guarda el enlace permanente.

3 respuestas a En España solo hay socialdemócratas, por Juan Carlos Girauta

  1. pero qué bien escribes, Juan Carlos ¡¡ saludos desde Salzburg.
    Consuelo G del Cid

    Me gusta

  2. Anonymous dijo:

    cuál es tu mail? cuando puedas me lo das y te cuento. El mío
    txaite@yahoo.es
    Consuelo

    Me gusta

  3. Por si no lee estos comentarios le he mandado un mensaje a su Twitter. Suerte.

    Me gusta

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.