Robar, por Salvador Sostres





A veces las cosas no tienen otro nombre más suave y lo que va a hacer el gobierno argentino con Repsol es robar. Le va a robar a mano armada su filial YPF y la va a nacionalizar. “Sostres, es que no sabes escribir sin insultar”. A veces no hay palabras más amables para explicar lo que pasa, y lo que va a hacer la presidenta Cristina Fernández expropiándole YPF a Repsol es robar. Hay una larga tradición de políticos argentinos que se han dedicado a robar sin excusa ni pretexto. Cristina se suma a una larga lista de ladrones que la han precedido en su cargo. Ha tenido maestros excepcionales.

Dos características han sido principales en los gobernantes argentinos: el robar y la profunda
ineptitud. Sólo así se explica que el corralito llegara a uno de los países más ricos del mundo.

Lo de YPF es el resumen perfecto de los políticos argentinos. Primero el gobierno se la vende a Repsol porque son tan inútiles que no la saben gestionar y pierden dinero. Repsol la compra pagando escrupulosamente lo que le piden por ella, la hace funcionar correctamente, descubre nuevos yacimientos y cuando ya lleva tiempo ganando mucho dinero vuelve el gobierno que se la vendió y se la roba. Es un escándalo estratosférico. Es un robo clamoroso y de un cinismo extremo.

Llama la atención que las excolonias españolas sean tan extraordinariamente desastrosas. En comparación con la Commonwealth, por ejemplo, el fracaso colonial español ha sido tremendo. Ni conserva España ninguna colonia ni ninguna de ellas ha dado nunca muestras de ser un país serio. La gran potencia sudamericana es Brasil, que curiosamente fue una colonia portuguesa. Un legado bien pobre, sobre el que tal vez tendríamos que reflexionar.

Sea como sea, eso no es excusa que pueda justificar las tropelías del gobierno argentino, que con lo de YPF demuestra que continúa instalado en la desfachatez y el latrocinio, en el tercermundismo moral y la negación de la política. Tardarán muy poco tiempo en volver a llevar YPF a la ruina. Luego la volverán a vender y se la volverán a robar al comprador que la rentabilice. Es lo único que saben hacer y lo único que han hecho durante siglos los políticos argentinos: robar. Ser unos ladrones y robar.

Y no, a veces, para contar la verdad, no se puede escribir sin insultar.


Blogs El Mundo

***

Me voy a ver estampitas dibujadas.

Esta entrada fue publicada en argentina, delitos, energía, historia, humor, políticos y etiquetada , , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.