Desastrosos efectos de una operación de nalgas

Lo que vas a ver puede herir la susceptibilidad… >> 

No hace mucho, Mariano Digital ofreció los patéticos efectos de unas nalgas mal operadas a las que se había inyectado ¡cemento! Salió aquella pobre mujer destrozada en toda la prensa mundial.

Ahora ofrezco otro caso para demostrar que las operaciones estéticas no son una cosa para tomar a la ligera: en caso de operarse, pensándolo bien antes, hay que elegir una clínica profesional con todas las garantías.

No hace falta comentar nada sobre las fotos. Si cada vez que se sienta la pobre señora tiene que esponjarse las nalgas lo tiene crudo.

No son un montaje.

Esta entrada fue publicada en salud y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.