Basura antiespañola, por Sebastián Urbina

Meritxell Batet, presidenta del Congreso de los Diputados. EL MUNDO

COMO TODA la gente de progreso sabe, España es un Estado fallido y autoritario. El penúltimo que lo ha dicho es el periodista británico John Carlin, de la pérfida Albión. Este individuo dice que Ciudadanos, Vox y PP «buscan votos despertando miedos». Esto es propio de la derecha trifálica, según la graciosísima expresión de la ministra socialista de Justicia, Dolores Delgado, la amiga del juez Garzón, que fue condenado por prevaricación.

El británico sigue con su profundo y objetivo análisis: «Son como Trump o los líderes brexiteros, más un tufito autoritario sui géneris, made in Spain». Y yo que pensaba -ingenuo de mí- que lo sui géneris eran la paella y los toros. Bueno, eso de los toros se terminará si el doctor Sánchez vuelve a la poltrona con el apoyo de los comunistas y los separatistas antiespañoles.

Añade J. Carlin, que el 28-A «se enfrentan la España de hábitos absolutistas y la de pensamiento abierto». Los del pensamiento abierto son, Torra, Puigdemont, Junqueras, Artur Mas, Rufián, el Muy Honorable Jordi Pujol (presunto defraudador multimillonario) y Carles Sastre, antiguo militante de las organizaciones terroristas Exèrcit Popular Català y Terra Lliure y actual líder del sindicato independentista catalán Intersindical CSC. Fue condenado por asesinar a José María Bultó, destacado empresario de la industria textil catalana. Más pensamiento abierto. El comunista Iglesias y los separatistas vascongados. Los que decían, «unos mueven el árbol y otros recogen las nueces».

¿Quién dice cosas parecidas, en España, a las de este progre británico, pagado/contratado por La Vanguardia? Sin ánimo de exhaustividad: el PSOE de Pedro Sánchez (capaz de vender a España y a sus abuelos para mantenerse en el sillón presidencial), Podemos (comunistas bolivarianos que consideran que el himno nacional español es una «cutre pachanga fachosa», entre otros insultos a España y a los españoles), ERC (separatistas antiespañoles que han participado-durante décadas- en las campañas de odio contra España, a través de los medios de comunicación y el sistema de enseñanza/adoctrinamiento), PNV (separatistas antiespañoles de igual o peor calaña que los anteriores) y algunos más de similar catadura. ¿No es curioso que el socialismo sanchista vaya del brazo de esta chusma?

Como dice el refrán: dime con quién andas y te diré quién eres

Dice Elvira Roca, autora del exitoso libro Imperiofobia y leyenda negra: «En los cimientos de la historia moderna de Occidente, desde 1500 en adelante, está presente la visión de España como un monstruo que le salió a Europa y que estuvo a punto de devorar todo lo bueno de esa civilización, pero que, afortunadamente, fue derrotado por el norte protestante, el que encarna todos los valores civilizados».

Además, la autora denuncia que, mucha de esa propaganda antiespañola está escrita en los propios libros de texto que se utilizan en los colegios. ¿Y quién permite que los libros de texto difundan esta basura antiespañola? Salvo honrosas excepciones, la gran mayoría de políticos que han jurado, o prometido, defender la Constitución española. Pero, unos por cobardía -Partido Popular-, y otros -PSOE, Podemos y separatistas antiespañoles- porque les parece bien. Llevan décadas mintiendo y desvirtuando la historia de España. A peor.

De todos modos, no sorprende que los separatistas antiespañoles muestren públicamente su odio a España. Lo han hecho siempre, aunque hay mucho ciego voluntario, especialmente -no exclusivamente- en la gente de progreso. Lo que debería sorprender es que el Partido Socialista Obrero Español, -repito, español- haga lo mismo, o algo parecido. ¿Por qué se han tragado entera la leyenda negra?

¿Por qué odian a España? Cualquier cosa que la debilite es bien vista por los socialistas, aunque ellos dicen que la refuerza. Por ejemplo, los famosos encajes (cesiones) con Cataluña, reforzarían la unidad de España. Estas insultantes idioteces provocan grandes aplausos de los separatistas antiespañoles y Podemos. Según encuestas de agosto de 2008, el 50’3% de los encuestados opinaban que el Estado Autonómico pone en peligro la unidad del país. O sea, España. Miguel Sebastián (ministro del PSOE/2008-2011.) en su artículo España no se rompe, escribió: «¿Qué quiere decir exactamente esto de que ‘España se rompe’? Entiendo que la afirmación no se refiere a una ruptura política, dado que todos los partidos que han gobernado España en democracia y los que lo harán en las próximas décadas (UCD; PP y PSOE) han dado muestras suficientes de su compromiso con la unidad de España, con la Constitución de 1978 y con el Estado de las Autonomías. Por este motivo y, quizás también por deformación profesional, voy a interpretar dicha frase como que se refiere a una ruptura en términos socioeconómicos».

Acertadísimo pronóstico socialista del problema territorial si no fuera por una nimiedad, el golpe de Estado. Por cierto, diversos periodistas, en varias ocasiones, preguntaron a Pedro Sánchez si indultaría a los golpistas catalanistas que están siendo juzgados, en el probable caso de que sean condenados. Bien por rebelión, o por sedición. La respuesta ha sido el silencio, mirar para otro lado, y -últimamente- decir que lo decidirá «en el momento oportuno».

El presidente del gobierno socialista de España debería responder que, si el Tribunal Supremo condena a los presuntos golpistas, por rebelión o sedición, respetará la decisión del más alto tribunal. Especialmente en un caso de tanta gravedad. Sería una manera de respetar la separación de poderes. Y no bendecir a los golpistas por su golpe de Estado. Si son indultados ¿por qué no probarlo otra vez? Les saldría gratis, a diferencia del golpe de Tejero. Claro que Tejero no era separatista. Entró en prisión en 1983 y salió con libertad condicional en 1996.

¿Traicionará Sánchez a España por el sillón y el Falcon?

PD. La ministra de Política Territorial y Función Pública, Meritxell Batet, dijo: «Imponer sólo el marco constitucional a quienes lo rechazan no es la solución».

La solución socialista es complacer a los golpistas y modificar la Constitución a su gusto. ¿Por qué se arrodilla el PSOE ante los separatistas antiespañoles? ¿Y sus votantes? ¿Se dan cuenta -PSOE y votantes- del gravísimo peligro, o les da igual?

Eso me temo.

 

Sebastián Urbina es doctor en Filosofía del Derecho.

El Mundo, Baleares, 30 de mayo 2019

Esta entrada fue publicada en 17 cacicatos, adoctrinamiento, antiespañoles, catalanismo y etiquetada , , , , . Guarda el enlace permanente.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s

This site uses Akismet to reduce spam. Learn how your comment data is processed.